El precio monómico de Energía en el MEM

El precio medio de generación ha sufrido un fuerte aumento desde 2016. Se puede notar el encarecimiento de la energía en meses de invierno de una manera similar todos los años.

Esto está directamente relacionado con dos variables importantes;
1. Redireccionamiento del gas natural para el consumo residencial. Por este motivo parte de la energía eléctrica pasa a generarse inevitablemente con combustibles menos competitivos como ser gas oil, fuel oil, y gas natural importado.

2. La devaluación que afecta la formación del precio de la energía principalmente en dos conceptos i) los ” Sobrecostos Transitorios de despacho” que como se menciona más arriba , se relacionan con el costo “extra” de generar con combustibles líquidos cuyo precio esta dolarizado, y ii)  ciertos contratos de importación de energía de Brasil que también están dolarizados.

El precio monómico de generación de energía y su respectivo transporte hacia el nodo Ezeiza (Desde donde se redistribuye la energía para las industrias del conurbano) en junio de 2018 equivalió a AR$ 2.474. Un usuario industrial debería estar pagando un precio similar a este, dependiendo del sector del país en el que se encuentre y que tipo de usuario sea.

Otros dos datos recientes muestran nuevos cambios en el precio monómico. Por un lado mediante la resolución Nº 46/2018, el Ministerio de Energía bajó el precio del gas natural en aproximadamente 1 dólar el MMBTU. Así, el precio promedio pasa de 5,2 dólares a 4,2 dólares el MMBTU. Se cree que esto impactará en una baja del precio monómico de la energía eléctrica para dicho trimestre.

No obstante, el actual ministro de energía, Javier Iguacel, anunció nuevos aumentos en el costo de la energía que rondarán entre el 25% y 45% para grandes usuarios, dependiendo del tipo y la ubicación geográfica. Por ende los beneficios de la resolución Nº 46/2018 serán prácticamente intangibles para los grandes usuarios. En esta línea de ideas, SAESA en su rol de comercializador, agrupador de oferta y agregador de demanda, está poniendo foco en firmar acuerdos con generadores para poder acercar a la industria contratos de energía más competitivos.