La demanda eléctrica, en baja

El análisis de los datos de la actividad industrial guarda una notable y lógica relación con la demanda de Energía Eléctrica.

El seguimiento de estos registros muestra una importante caída de la mayoría de los sectores de la economía argentina.

En el siguiente gráfico se muestra la variación mensual respecto del mismo mes del año anterior y se puede observar la fuerte caída de demanda de energía a partir del mes de abril.

Los datos son extraídos de Cammesa sobre registros de 7.000 industrias que representan casi la totalidad de la demanda de energía eléctrica industrial y del estimador mensual industrial (EMI) elaborado por el INDEC.

Se puede observar el mes de septiembre de 2018 como el de menor producción de los últimos años, dado que con excepción de algunas actividades vinculadas al sector petrolero y de construcción- hay una fuerte contracción en el resto de las actividades. En algunos sectores la comparación revela caídas interanuales del orden del 19% (textil) o del 13% (sector automotriz).

En este contexto, SAESA se posiciona con un rol relevante de agente de cambio. Acercando una perspectiva energética distinta, con soluciones innovadoras y trabajando como socio estratégico para poder transformar esta etapa recesiva en una oportunidad para imprimir eficiencia en la matriz de costos, mejorar la competitividad y afianzar conocimientos en materia energética.