¿Sabías que China tiene suficientes paneles solares instalados como para cubrir toda la ciudad de Mendoza 130 veces?

El gigante asiático ha estado instalando paneles solares a un ritmo voraz. En 2017, China llevó su unidad solar aún más lejos, desplegando la mayor capacidad fotovoltaica que se conoce en el mundo, dejando en segundo lugar a todo el continente europeo en conjunto. El salto exponencial en capacidad instalada es de magnitudes realmente chinas. En el 2012 este país contaba con 61 GW de energía solar fotovoltaica instalada, para el 2017 este número elevó a 130 GW. (para tener una referencia, 1 GW de energía solar puede ocupar aproximadamente 60 km2 o 6.000 hectáreas. La ciudad de Mendoza tiene una superficie de 57 km2)

Esta “expansión solar” fue posible gracias a una fuerte política de incentivos que brinda seguridad y oportunidades a los inversores que deciden inyectar capital en proyectos energéticos renovables. No obstante, estos incentivos están generando un costo extra al estado Chino a pesar de que el usuario final hace su aporte a través del pago de un cargo de 0,019 yuan/kwh (el equivalente a 10 centavos argentinos por kwh).

Dejando de lado la metodología de fomento para las renovables, China, evidentemente se ha posicionado como potencia solar y al parecer, su política de incentivos va a seguir impulsando al gigante asiático para mantenerse a la cabeza de la carrera de las energías renovables.