La APRA inyectando sustentabilidad en edificios públicos

Ante la sanción de la ley 27.191 que obligó a los Grandes Usuarios de Energía Eléctrica (aquellos con demandas de potencia superior a los 300 kW) a utilizar energía limpia en forma creciente, empezando por un 8% este año, hasta alcanzar un 20% al 2025, la Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires (APRA) estudia firmar contratos PPA en el Mercado a Término de Energías Renovables (MATER).

La intención sería cerrar la operación en un plazo no mayor a cuatro meses. En primera instancia el Ministerio de Ambiente y Espacio Público realizará estudios con profesionales especializados para determinar fehacientemente cual es el consumo de la ciudad, pero según informan fuentes del sector, la demanda de Buenos Aires oscila en torno a los 800 GWh/año. Hoy en día el sector energético representa el 58% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Ciudad de Buenos Aires. En este sentido y considerando el compromiso “Carbono Neutral“ asumido para el año 2050 por la Ciudad de Buenos Aires, las energías renovables se vuelven una prioridad para la Ciudad, por tratarse de una de las estrategias principales, en conjunto con la eficiencia energética, para disminuir estas emisiones.

Cabe destacar que hasta el momento existen 49 centrales eólicas y solares en desarrollo que ya poseen prioridad de despacho en las redes para ofrecer energía limpia a Grandes Usuarios. Estos proyectos totalizan una potencia por 1164,4 MW. Recientemente empresas como Central Puerto han avanzado con AySA por un contrato de PPA a 10 años por 20 MW de energía eólica a 61,5 dólares por MWh.

SAESA está acercando propuestas de suministro de energía eléctrica de fuente renovable para Grandes Usuarios interesados en reducir sus costos de Energía Eléctrica y ser pioneros en la descarbonización de su matriz energética.