Pequeños aprovechamientos hidroeléctricos

Para terminar con las energías de fuentes renovables hablemos sobre los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos que, en la Argentina, corresponden a centrales hidroeléctricas de hasta 50 megavatios de potencia instalada. Su funcionamiento consiste en la conversión de la energía cinética y potencial gravitatoria del agua en energía mecánica que finalmente se transforma en eléctrica. Los aprovechamientos considerados renovables son, en su mayoría, aprovechamientos “de paso”.

En Europa el último aprovechamiento hidroeléctrico posible se concretó hace ya más de 80 años y en Estados Unidos hace más de 50 años. Este tipo de energía tiene a China, Brasil, India y Portugal como los principales referentes en cuanto a potencia instalada y es la fuente más grande del mundo de generación de electricidad renovable aportando un 16.6% a la porción de energía renovable generada en el mundo.

Al igual que en el resto de las energías renovables, Argentina tiene un gran potencial en esta tecnología, por ejemplo, la provincia de Misiones se encuentra geográficamente ubicada en el centro de un área denominada; Cuenca del Plata, que concentra el mayor potencial mundial de recursos hídricos con posibilidad de ser aprovechados.

Hoy Argentina tiene una potencia instalada de 488 MW, desarrollada principalmente en la zona de Cuyo, que representa más del 46% de energía renovable en esa zona, y en el NOA donde alcanza los 119 MW de potencia instalada. Entre las principales centrales instaladas podemos destacar Pueblo Viejo en Tucumán, Piedras Moras y Fitz Simón en Córdoba.

Dentro de los últimos 52 proyectos de energías renovables presentados en nuestro país, son 6 los adjudicados de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos por un total de 7,38 MW, representando un 2% de los 32 proyectos adjudicados finalmente.

De la mano de la eficientización y descarbonización de la matriz energética, SAESA está acercando propuesta de contratos PPA de fuente renovable para industrias.