De Vaca Muerta a Brasil

blank

Puede sonar descabellado transportar gas natural desde Vaca Muerta al mercado integrado Brasileño. Sin embargo, a mediados de 2001 se firmó un convenio entre TGN (Transportadora de Gas del Norte) y TSB (Transportadora Sulbrasileira de Gas) con el fin de construir en conjunto un gran gasoducto para llevar el gas natural proveniente de la cuenca Neuquina (Loma de la Lata) al mercado eléctrico e industrial de Porto Alegre en Brasil.

Hoy, 20 años después, gracias a Vaca Muerta y al notable incremento de producción de los últimos años, parecería que estamos encaminados a la construcción del gasoducto binacional. Así lo manifestó Guillermo Nielsen, presidente de YPF, cuando en el Foro económico de Davos remarcó la importancia de este proyecto para ambos países y la región, confirmando el apoyo del ministro de economía de Brasil, Paulo Guedes.

Para poder concretar esta oportunidad comercial, Argentina debería resolver primero el cuello de botella en el tramo Neuquén – San Nicolás y luego extender el gasoducto desde Uruguayana a Porto Alegre (más de 600 Km).

A su vez, el mandatario brasileño viene insistiendo desde hace meses con la construcción de un ducto que le permita ampliar la oferta del fluído y así bajar los costos de la energía. De hecho, la idea de Guedes es utilizar los gasoductos argentinos no sólo para aumentar la importación de gas local sino también de Bolivia. Apoyó la idea el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y sostuvo que la construcción de un gasoducto es estratégica no sólo para abastecer a Brasil sino también para poder acercar gas natural a costos más competitivos a regiones como el Litoral y Córdoba.

Desde SAESA impulsamos el crecimiento en infraestructura a nivel nacional para poder hacer nuestro aporte, acercando precios de gas competitivos a todas las industrias del país.