Entrevista a Juan Bosch: Subasta de Gas de Cammesa, precios, cuarentena y situación del mercado.

El mercado de gas en Argentina funciona en base anual con dos períodos estacionales claramente marcados. En invierno (mayo – septiembre) se observa un notable incremento del consumo de gas residencial para calefacción, con la consecuente presión al alza en los precios por la escasez. Y en verano (octubre – abril) la demanda se reduce sensiblemente, registrándose también los precios más bajos debido a la abundancia de oferta.

Además de los hogares (consumo residencial) los otros dos grandes actores son los consumidores industriales y comerciales (desde grandes siderurgias hasta pymes comerciales, pasando por estaciones de GNC) y los generadores térmicos, que usan gas natural para generar energía eléctrica.

Estos generadores representan cerca de un tercio del consumo de gas del país y cubren más de la mitad de toda la demanda eléctrica argentina. El costo de gas para generación que adquiere CAMMESA en subasta es un dato clave, ya que el precio que se paga por el gas para generación tiene enorme incidencia en el costo total del sistema eléctrico.

Así, en enero 2020 se vieron precios de corte en US$ 1,80 MMBTU, febrero arrojó un precio de corte de US$ 2,50 MMBTU. En marzo con menores temperaturas y demanda acotada, el precio bajó a US$ 2,35 MMBTU. Mientras que la subasta finalizada ayer 26 de marzo para el suministro del mes de abril 2020 mostró resultados muy a la baja, influenciados por la caída de la demanda eléctrica fruto de la cuarentena impuesta por el COVID-19. También influyó la caída en la demanda de gas por parte de la industria, el comercio y el GNC. Caída de demanda, caída de precios: El precio de corte rondó los 1,35 USD/MMBTU.

¿Cómo está evolucionando la demanda eléctrica tras la cuarentena?
La demanda se redujo sensiblemente. Comparada con semanas previas de temperaturas que fueron levemente inferiores se advierte un descenso del orden del 15% que podría profundizarse y llegar a un 20% con el correr de los días. La cuarentena parece llevar a un aplanamiento del consumo eléctrico, fundamentalmente por la gran cantidad de industrias, comercios y pymes que permanecen cerradas y sin operación.

¿Cómo impactará en la generación?
Esta menor demanda impacta directamente en la generación, que se ve también reducida. La energía renovable no debería sufrir impacto por esta reducción de la demanda, ya que cuenta con prioridad de despacho en virtud de la Ley 27.191. Se mantienen también la generación nuclear y la hidroeléctrica. El ajuste parece por el momento focalizado en la reducción de la generación térmica.

¿Cómo impacta la caída del precio del petróleo en el desarrollo de Vaca Muerta y de las energías renovables?
La caída en el precio de los commodities hidrocarburíferos es un enorme desafío para el desarrollo de los recursos energéticos argentinos. Sin dudas, deberemos agudizar el ingenio y proponer esquemas de trato a la inversión razonablemente atractivos para que estos desarrollos puedan avanzar.
Vaca Muerta y las energías renovables son un activo que Argentina no puede permitirse el lujo de no desarrollar. Transformar estos recursos en valor agregado, en fuentes de industria, de trabajo, de ingresos vía exportación en el marco de una mayor integración energética, es una necesidad acuciante para que Argentina pueda superar la difícil coyuntura económica en que se encuentra.
Confiamos en que los equipos técnicos del Gobierno ya estarán trabajando en las propuestas para que este desarrollo sea posible y las darán a conocer muy pronto.

Entrevista realizada por Energía Estratégica