SAESA pone en marcha la central térmica Uruguaiana.

blank

Con catorce años de trayectoria y un sólido negocio de base, SAESA busca viabilizar nuevos proyectos y contribuir en la construcción de un mercado a tono con las necesidades del mundo. Aporta valor con propuestas y soluciones para los desafíos diarios de una industria con amplio potencial de crecimiento.

Tras anunciar en septiembre del 2020 su compra, SAESA celebra la puesta en marcha de la Central Térmica Uruguaiana (CTU) en Rio Grande Do Sul, Brasil. Luego de cinco años inactiva, la Central producirá 640 MW con 2,5 MMm3/día de gas argentino y generará ingresos de potencialmente millones de dólares al año. SAESA apuesta a su funcionamiento asociado a la exportación de excedentes de gas desde la Argentina, asegurando combustible firme a mediano y largo plazo para aportar energía segura, sustentable y competitiva en el sur de Brasil.

La región de Rio Grande Do Sul (cuya capital es Porto Alegre) se ve afectada por la baja hidraulicidad durante los meses cálidos. En la misma época del año, Argentina tiene excedentes de gas natural, por lo que puede ofrecer una solución competitiva y segura que, al mismo tiempo, ayuda a fortalecer su sistema gasífero. Este proyecto permitirá a nuestro país exportar excedentes de gas natural, ingresar divisas, agregar valor y mayor competitividad al aplanar la curva de demanda de gas argentino.

La exportación de ese gas natural excedente se realiza sin necesidad de invertir en nueva infraestructura. La red de gasoductos existente conecta los yacimientos argentinos -como los pertenecientes a la formación Vaca Muerta- con la Central Térmica Uruguaiana en el sur de Brasil. Esta central transforma el gas argentino en electricidad brasileña para aportar energía más sustentable y firme.

La puesta en marcha de CTU asegura una demanda relevante de gas para exportación. Al mismo tiempo, impulsa la creación de decenas de puestos de trabajo para operar equipos de perforación y sets de fractura, dinamizando la actividad de pymes y empresas de servicios vinculadas al sector. Representa la oportunidad de generar exportaciones e ingresar divisas a la Argentina por más de 100 millones de dólares al año, tan necesarias para robustecer la balanza de pagos internacional.

Juan Bosch
Presidente
blank