Recuperación de la actividad industrial

blank

El último trimestre del 2019 dio comienzo a un largo período de retracción. La mayor parte de la industria nacional sufre caídas interanuales y, después de un año de variables negativas y de un espantoso segundo trimestre, hay todavía comportamientos muy dispares entre los distintos sectores. Aún así, podemos vislumbrar señales de recuperación en la industria a partir de octubre del 2020.

Los indicadores del nivel general de producción manufacturera en octubre relevados por el INDEC indican una caída respecto al año anterior. Sin embargo, la actividad industrial mostró un nuevo repunte en la medición desestacionalizada. Al mismo tiempo, la medición interanual registró una apreciable desaceleración en la caída de actividad, continuando su recuperación tras la debacle de abril.

Si analizamos por rubros, vemos algunos sectores -como los textiles, prendas de vestir, calzados o refinación del petróleo- que continúan muy deprimidos. La contracara son los sectores que se encuentran en una muy buena situación, como Alimentos y bebidas, Productos químicos -farmacéuticos y de limpieza-, la producción de minerales no metálicos y la de maquinaria y equipos.

El porcentaje de ocupación de la capacidad instalada general es de un 62%, reflejando la misma heterogeneidad en cuanto a distintas actividades. En efecto, en el mes de octubre se registró una utilización 78% de la capacidad instalada en la producción minerales no metálicos -por citar un ejemplo-, pero de sólo un 40% en la industria automotriz.

Fuentes: INDEC y Orlando Ferreres y Asoc.

Fernando Echazú
Director
blank

blank