Nuevas demoras en el plan gas

Nuevo marco para inversiones en Gas Natural – Plan gas IV

Con el título «Esquema Gas 2020 2024» el Gobierno anunció el lanzamiento de un programa de estímulo para atraer inversiones en gas natural. El objetivo es doble: asegurar un abastecimiento seguro y competitivo de gas natural a la demanda argentina y fijar reglas claras y simples que permitan la exportación de excedentes para captar nuevos mercados e ingresar divisas al país.

Juan José Carbajales, Subsecretario de Hidrocarburos, anticipó en un webinario organizado por AMCHAM e IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y Gas) que lanzará en breve un Esquema Gas que incluye una subasta. Los productores de gas podrán ofertar precios y volúmenes para abastecer a los hogares y la generación térmica, a través de las distribuidoras de gas y de CAMMESA, respectivamente. Se apunta a asegurar unos 70 millones de m3 día en promedio. Además, se sumaría un bloque adicional a inyectar en el invierno que podría provenir de GNL en barcos, que traerían directamente los productores. El precio a recibir por el productor será el que surja de la subasta. Ese costo total no será trasladado íntegramente a los consumidores finales, sino que se establecerá un traspaso escalonado, junto con tarifa social para los sectores de menores recursos.

La producción de gas natural disminuyó en los últimos meses, fruto de las incertidumbres sobre las reglas de juego aparecidas ya hacia mediados de 2018. El precio que perciben los productores registró una fuerte caída a niveles desconocidos desde hace muchos años, lo que afectó las inversiones. A ello se sumaron las restricciones operativas de la Cuarentena decretada en el marco del COVID 19 y las condiciones climáticas extremas del comienzo del invierno. Algunas industrias con contratos interrumpibles de gas vieron así afectado su abastecimiento.

El «Esquema Gas 2020 2024» apunta a revertir esa tendencia y asegurar el adecuado abastecimiento del mercado interno con mecanismos de precios de subasta. Como beneficio adicional, los productores que participan en el cubrimiento de esta demanda interna tendrán derecho prioritario para exportar gas natural y capturar mercados externos.

Juan Bosch
Presidente

Argentina tiene buena energía para el mundo

El sistema energético argentino cuenta con un enorme potencial: desde una de las reservas de hidrocarburos más importantes del mundo hasta recursos eólicos y solares con tasas de productividad que compiten con los mejores lugares del planeta. Asimismo Argentina cuenta con vastos aprovechamientos hidroeléctricos (35% de la matriz eléctrica) y otro tanto de bioenergías que son la pareja perfecta de la incesante actividad agrícola de nuestro País.

Transformar todo este potencial en energía, con los beneficios de desarrollo, valor agregado, trabajo y generación de riqueza, representa un desafío y una gran oportunidad al mismo tiempo. En este sentido, uno de los principales aspectos es encontrar mercados interesados y apropiados para colocar esta energía que Argentina es capaz de generar.

El gas natural es un buen ejemplo de esta realidad. La demanda local de gas en verano apenas alcanza un promedio de 110 millones de m3 por día (MMm3/día), mientras que en invierno, según información publicada por ENARGAS, puede llegar a los 160 MMm3/día. De hecho, en el mercado, hay coincidencia en que esa cifra es superior pero encuentra este tope porque no hay oferta de gas para cubrir, especialmente hoy en día con una economía en estado de recesión por la pandemia. En la última semana de julio de este año, por ejemplo, debió cortarse el suministro de generación eléctrica a industrias para asegurar el abastecimiento a hogares. Y esto deriva en que las demandas industriales insatisfechas migren hacia alternativas más costosas y menos sustentables como los combustibles líquidos.

Esta realidad muestra la necesidad de incorporar elementos que brinden flexibilidad. Desde sistemas de almacenamiento y “demand response” que mejoren la resiliencia del sistema eléctrico en general hasta importaciones de GNL para cubrir picos de invierno e incluso pensar seriamente en la exportación de Gas Natural de manera contra-estacional. En esta simple infografía que publicamos recientemente, mostramos la capacidad de remanente que aún tienen los gasoductos de exportación del sistema de transporte.

El mundo exige una energía cada vez más competitiva, flexible y dinámica. Tenemos recursos inigualables para insertarnos en él y transformar el enorme potencial en riqueza, trabajo, valor agregado y divisas, interactuando de modo inteligente. Desarrollar mercados donde colocar excedentes de gas de verano es uno de los caminos inmediatamente disponibles para transitar este desafío.

En una etapa de diversificación como la que estamos atravesando, el sector invita a moverse: la mejor alternativa es adaptarse para crecer.

Acompañando el progreso hacia un futuro con más adaptabilidad y flexibilidad, SAESA, apuesta a encontrar soluciones a la medida de sus clientes, que permitan al usuario contar con opciones a la hora de encontrar el mejor camino para eficientizar su matriz de costos energéticos.

Juan Bosch
Presidente

Importador y exportador: la relación de Argentina con el gas natural

En publicaciones anteriores hablamos de las cuencas de producción, de la demanda, y del potencial energético de nuestro país.

Recapitulemos. La demanda argentina de gas en verano apenas alcanza un promedio de 110 millones de m3 por día (MMm3/día), mientras que en invierno supera los 135 MMm3/día). Según la información publicada por ENARGAS la demanda pico de invierno puede llegar a los 160 MMm3/día. De hecho, estudios realizados por importantes analistas coinciden en que la demanda es aún superior, pero encuentra este tope porque no hay oferta de gas para cubrirla. Las demandas insatisfechas migran a otros combustibles más caros y menos sustentables, como los combustibles líquidos.

Por potencial productivo, podríamos satisfacer los picos de invierno tranquilamente. Sin embargo, dimensionar el sistema para esos picos sin incorporar otros elementos no es una solución lógica. Los sistemas de almacenamiento, las importaciones de GNL para cubrir picos de invierno, los mecanismos de demanda response y otras varias herramientas entran en juego aquí, junto con la posibilidad de hacer exportaciones contra estacionales de excedentes de gas.

Como se puede ver en el cuadro, la evolución de la balanza comercial en gas natural ha pasado por diversas situaciones en los últimos 25 años. En 2020, las importaciones son mayormente de Bolivia por red y de GNL en el puerto de Escobar. Las exportaciones ocurren casi exclusivamente a Chile. Ambas operaciones tienen todavía un largo camino por recorrer en potencial y eficiencia, pero con infraestructura muy a mano para dar los primeros pasos en el corto plazo. Por ejemplo Brasil, hoy prácticamente en cero, tiene necesidades muy complementarias a las nuestras y los gasoductos disponibles para iniciar operaciones mañana mismo.

El mundo exige una energía cada vez más competitiva, flexible y dinámica. Tenemos recursos inigualables para insertarnos en él y transformar nuestro enorme potencial en riqueza, interactuando de modo inteligente. El marco regulatorio adecuado dispararía rápidamente cambios positivos en esta realidad, habilitando la generación de trabajo, valor agregado y divisas para el país.

Pedro Lanusse
Gerente General

SAESA se expande internacionalmente

SAESA comenzó como una pequeña comercializadora que en el año 2006 buscaba ingresar en el nicho del mercado energético. Con estrategia y esfuerzo, la cartera de clientes fue creciendo y el potencial de negocios también. Cada vez era más el volumen de gas que SAESA movía a lo largo y ancho de todo el país, empujando año a año nuevas ofertas en diversas regiones. En un abrir y cerrar de ojos, SAESA conquistó todas las áreas de distribución de Argentina, desde Tierra del Fuego hasta las calurosas regiones norteñas. Alcanzamos movimientos de gas que superan los 2.000.000 de metros cúbicos diarios, con una cartera de más de 200 plantas industriales abastecidas no solo con gas sino también con energía eléctrica de fuente renovable, en algunos casos mediante contratos PPA y en otros con centrales solares «in situ».

En la misma línea y con una vocación de crecimiento, orgánico pero sostenido, SAESA decidió ir en busca de negocios en otros países. Desde el Área de Nuevos Negocios de la que formo parte, estamos estudiando mercados vecinos (Chile, Brasil, Uruguay) así como alternativas en Europa. SAESA está determinada a abrir una oficina en España para desarrollar oportunidades vinculadas con energía y gas en el Viejo Continente.

Los primeros avances comerciales impulsados desde Nuevos Negocios están asociados con derivados del gas natural, el petróleo y las soluciones de energía renovable distribuida.

Con 14 años y un sólido negocio de base, SAESA se embarca en una etapa de diversificación. Busca viabilizar proyectos y contribuir en la construcción de un mercado a tono con las necesidades del mundo y sus usuarios.

Juan Bosch
Presidente

El Hidrógeno y su potencial en Argentina

El hidrógeno no se encuentra libre en la naturaleza. Se encuentra fundamentalmente en el agua, los hidrocarburos (gas, petróleo) y la biomasa. Este gas permite algo que hasta ahora parecía imposible, acumular electricidad en grandes cantidades. Se puede utilizar para satisfacer la demanda doméstica, industrial y de transporte, ya que es capaz de mover desde un automóvil hasta un vehículo aeroespacial. Y es posible almacenarlo, como ocurre con el gas natural. Sólo que mientras el producto final de la combustión del gas es contaminante, en el caso del hidrógeno se trata de vapor de agua.

A nivel mundial, la inversión en investigación y desarrollo destinada a optimizar este tipo de energía crece exponencialmente. Podemos destacar a Alemania, quien ya ha puesto en circulación el primer tren del mundo impulsado por pilas de hidrógeno que elimina las emisiones contaminantes causadas por la combustión. Japón también está desarrollando proyectos relacionados con vehículos y apostando claramente por un futuro energético a base de hidrógeno.

Argentina, al igual que en el resto de las energías renovables, está desarrollándose. Junto a Japón suscribieron un Memorándum de Cooperación en materia de hidrógeno para impulsar su desarrollo como fuente de energía no contaminante. Y así promover las inversiones en este campo y generar el marco propicio para la integración de Argentina en las cadenas globales de valor energético sustentable.
Como ya hemos mencionado en notas anteriores, nuestro país cuenta con uno de los mejores recursos de energía eólica del mundo, algo clave que puede ser utilizado para producir hidrógeno limpio a gran escala.

SAESA es hoy la trader con más contratos PPA de energía renovable, cuando el storage sea implementado, ahí estaremos para seguir acercando recursos y soluciones energéticas a medida.

Santiago García Monzón
Responsable Comercial
Gas Natural & Energía Eléctrica

https://www.linkedin.com/in/santiagogmonzon/

El plan gas 4 en plena pandemia

El estímulo a la producción juega un rol clave en la oferta de gas natural, permitiendo viabilizar inversiones, mantener puestos de trabajos y proteger la cadena de valor de la industria gasífera nacional.
Luego de la parálisis total de la actividad en Vaca Muerta, con cero fracturas en abril, en el mes de mayo se registraron 28 fracturas y en junio incrementaron un 600% pero aún no alcanzan la mitad del promedio fuera del esquema de pandemia.
Con signos de la actividad en marcha bajo rigurosos protocolos de seguridad, la baja cantidad de fracturas no depende del aislamiento per se, sino de la evolución de la demanda de energía del país, que se mantiene en niveles mínimos.

El gobierno está terminando de definir un plan de estímulo a la producción llamado “Plan Gas 4”, dado que con la pandemia se aceleró la necesidad de dicha implementación.
Este plan se basa en la fijación de un precio de 3.5 USD/MMBTU para los mercados de gas natural con destino a CAMMESA y residencial. Este plan contempla una vigencia de 4 años y los productores adherentes deberán comprometerse a una curva de producción por cuenca y por mes, la cual deberá como mínimo sostener la producción del mes de mayo 2020.
La fecha de lanzamiento del plan no está definida, se estima para el 1°de agosto o septiembre debido a cuestiones macroeconómicas que todavía están en disputa como la devaluación. Aunque las boletas llegan a los domicilios en pesos, el gas comprado por distribuidoras a las petroleras está pactado en dólares y de aquí la duda que surge es quién va a pagar las diferencias por la volatilidad del tipo de cambio. Ésta y otras cuestiones están sobre la mesa hoy en día y van a tener que ser resueltas en un futuro cercano.

SAESA hoy provee a más de 200 industrias y tiene movimientos de gas que superan los 2.000.000 de metros cúbicos de gas diarios. Este plan tiene injerencia en nuestras operaciones, pero no impide nuestro crecimiento y nuestra vocación de seguir siendo la trader más pujante del mercado.

Maximiliano Lofredo
Responsable Comercial
Gas Natural & Energía Eléctrica

https://www.linkedin.com/in/maximiliano-lofredo-8b0747172/

Radiografía de un mes de abril inverosímil

El año 2020 arrancó con una demanda de gas natural muy sólida, un 5% por encima del comienzo del año 2019. La demanda industrial promediaba los 46,2 millones de m3/día, un número llamativamente alto, 23% superior a los 37,7 millones de m3/día que eran costumbre en 2019.
Por otro lado, la demanda de gas para usinas eléctricas se ubicaba alrededor de los 43,8 millones de m3 día, un poco por debajo del consumo del verano 2019 pero aun así elevado. La demanda residencial y de GNC mostraban números previsibles, 12,3 millones de m3/día y 6,1 millones de m3/día respectivamente.

Sin embargo esta situación cambió bruscamente hacia fines de marzo, con el comienzo de la cuarentena obligatoria que puso en jaque a nuestro sistema de suministro de gas natural y lo llevó a una situación extrema nunca antes vivida. Las demandas industriales, de usinas y GNC se desplomaron un 35%, 10% y 50% respectivamente de la noche a la mañana. Por otro lado, la demanda residencial aumentó un 67% como una consecuencia obvia de la cuarentena.
En números concretos la demanda total de gas natural sufrió una baja de más de 15 millones de m3/día, obligando a todos los actores del mercado como productores, comercializadores, grandes usuarios, transportistas y distribuidores a trabajar coordinadamente y contrarreloj para que no se produzca un colapso del sistema. Es muy importante destacar este último punto de un sistema de suministro de gas natural que mostró agilidad, versatilidad y mucha cooperación para adaptarse.

SAESA no escapó a esta nueva realidad y con el foco puesto en el cliente y nuestros proveedores logramos adaptarnos para brindar un servicio confiable y a medida para cada caso. Para más información sobre nuestro servicio podés contactarnos al +11 5219 1456 o escribiendo a comercial@saenergia.com.ar.

Tomás D´Andrea
Director Comercial
https://www.linkedin.com/in/tomasdandrea/

La demanda eléctrica en tiempos de cuarentena

Desde el viernes 20/03/2020 se estableció la cuarentena en nuestro país (aislamiento social preventivo y obligatorio), generando un impacto sin precedentes en el sector eléctrico. La demanda de abril 2020 presentó una caída del orden del 11.5%, siendo el consumo total país igual a 8.470 GWh para ese mes contra 9.575 GWh para el mismo período del año anterior.

El desplome de la demanda eléctrica se dio principalmente en los Grandes Usuarios del Sistema (GUMAs, GUMEs y GUDIs) y sobre todo durante las tres primeras semanas del mes de abril.
Durante los últimos días se observó una leve recuperación en la rama industrial, más precisamente en las actividades relacionadas a la producción de productos metálicos para el sector no automotor (mayor demanda de la empresa Siderca). Un aumento de la demanda en empresas de la construcción (mayor producción en Loma Negra / Avellaneda / Minetti alcanzando 45 a 50% de su demanda previa a la cuarentena) y aumento de la actividad en empresas de madera y papel.

Durante el mes de mayo, la demanda continuó recuperándose levemente a medida que se flexibilizaron algunas actividades en distintas regiones del país, alcanzando algo más del 80% de su demanda previa a la cuarentena.
El consumo total país fue de 9.589 GWh para este mes contra 10.382 GWh para el mismo período del año anterior, es decir un 7,6% menor. La rama industrial es quien explica la variación en la gran demanda, en general aumentando en todas las actividades industriales. Las principales recuperaciones se observan en las actividades relacionadas a productos metálicos no automotor, construcción, madera y papel, y textil.

Es importante destacar, en un contexto tan adverso como el que estamos atravesando, el gran trabajo de coordinación operativa entre todos los actores que conforman el SADI. Agentes generadores, comercializadores, transportistas, distribuidores y grandes usuarios, como así también CAMMESA en su rol de administrador del mercado eléctrico mayorista.

Desde SAESA ayudamos a Grandes Usuarios a elevar su nivel de confiabilidad y sustentabilidad con suministro de energía eléctrica renovable.

Tomás D´Andrea
Director Comercial
https://www.linkedin.com/in/tomasdandrea/

Exportaciones de GNL en plena cuarentena.

El pasado 25 de marzo YFP inició su cuarto cargamento de GNL con destino a España y salida desde el puerto de Bahía Blanca. Finalmente el barco terminó atracando el 4 de abril en Escobar tras unos días de navegar frente a las costas uruguayas, debido a las malas condiciones meteorológicas.

Durante el último tiempo, nuestra formación geológica estrella, Vaca Muerta, ha sido un gran actor de la economía argentina. Su potencial de producción se presenta en buenas condiciones y tanto la caída de la demanda industrial argentina como el frío europeo representan una oportunidad clave para poder exportar gas natural. Dicha operación fue realizada a través del buque metanero “METHANE KARI ELIN”, construido en 2004, que navega con bandera de las Bermudas. La embarcación cuenta con una capacidad de 136.167 metros cúbicos de GNL, su longitud total (LOA) es de 278.8 metros y un ancho de 42.63 metros. Hace pocos días partió de Bonny, una ciudad de Nigeria, país africano con gran producción de hidrocarburos.

La petrolera de bandera coordinó un quinto cargamento antes de mitad de año también con destino a España a través del buque “Excalibur”, que partió el 15 de mayo.

Esta es una entrada directa de divisas al país y para hacerlo a gran escala sería necesario sumar infraestructura e invertir en redes de transporte. El plan original es enviar seis cargamentos para mitad de año, pero estará sujeto a la llegada de las temperaturas más bajas al país, que la demanda local aumente y no haya excedente de gas para exportación.

Santiago Britez
Responsable Comercial
santiagobritez@saenergia.com.ar

Demanda de gas natural por estaciones.

La demanda de gas natural en el país fluctúa principalmente por el cambio de estación de verano a invierno. Se considera verano los meses de octubre a abril, e invierno los meses de mayo a septiembre inclusive. Próximos a adentrarnos en el invierno, se hace notorio el aumento de la demanda de gas en el sistema ya que las temperaturas día a día comienzan a disminuir, impactando principalmente en el consumo del sector residencial.

No obstante, no debe relacionarse el consumo de gas directamente con la temperatura media diaria sino que la fluctuación de la demanda proviene de un contexto de bajas temperaturas en un período de mediano-largo plazo. Es decir, un acontecimiento de frío intenso de corta duración no conduce a que los niveles de consumo lleguen a los vistos en invierno.

El consumo total de gas natural en nuestro país promedia los 110 MMm3/día en el verano (esto incluye demanda residencial, industrial, comercial, generación eléctrica y estaciones de GNC). En invierno promedia los 135 MMm3/día, con un promedio anual de 120 MMm3/día.

Haciendo foco en lo que llamamos demanda prioritaria (residencial y SGP) la variabilidad entre estaciones es mucho mayor, con 20 MMm3/día en verano y 55 MMm3/día en invierno. Esta diferencia se debe principalmente al consumo de los clientes residenciales por el uso de artefactos a gas para calefacción e higiene (termotanques y calefones).

Desde SAESA nos encargamos de proveer gas a las industrias en ambos escenarios, es prioritario el cumplimiento de nuestro compromiso con las mismas en épocas de temperaturas bajas y alta demanda. Para más información sobre nuestras propuestas contactanos a comercial@saenergia.com.ar.

Matías Mazzucchelli
Responsable de Despacho
matias.mazzucchelli@saenergia.com.ar