Rol del Comercializador de Gas Natural

Comercializador de gas natural
Comercializador de gas natural

El Comercializador de gas natural es un agregado de valor necesario en la cadena productiva energética. Es el nexo entre el productor y la industria; entre quien tiene y quien necesita. Coordina con los segmentos intermedios, como transportistas y distribuidoras, para que el gas natural llegue de boca de pozo hasta la puerta de la industria. Esto permite que industrias y productores de gas puedan enfocarse en su negocio principal.

Gracias a su rol natural como agregado de demanda y por su vínculo directo con la oferta, el comercializador obtiene los precios más competitivos para las industrias a las que representa. Además, el comercializador transforma las condiciones contractuales complejas e inflexibles en acuerdos simples y personalizados que se adaptan a la necesidad de cada industria.

Sin las comercializadoras, cada industria tendría que ir, por su propia cuenta y en condiciones de desigualdad, a negociar su abastecimiento de gas con los productores. A su vez, el productor tendría que salir a buscar por todo el país a las miles de industrias que quieran el gas, y negociar con cada una las condiciones específicas.

En SAESA contamos con un servicio personalizado que aspira a la excelencia:
buscamos generar una situación ideal para todas las partes involucradas, con procesos simples y transparentes. Acercamos los precios más competitivos y garantizamos la seguridad de suministro.

Contactanos, tenemos buena energía.

Rol del comercializador de gas natural

Córdoba, Tucumán, Mendoza. ¿Pueden mejorar sus costos de Gas Natural?

Costo del gas natural
Costo del gas natural

Desde SAESA, priorizamos la cercanía con el usuario industrial. Creemos en la importancia de estar cerca para acompañarlo en sus procesos de compra y gestión de energía. Oímos sus necesidades, entendemos el problema e ideamos una solución a medida para así potenciar su negocio. Por eso, ya en los primeros meses de este año hemos visitado personalmente a diversas industrias en todo el país.

Estuvimos en las regiones norteñas, donde el precio por metro cúbico es el más elevado del país. (Si te interesa el porqué, leé esta nota: ¿Por qué varía el costo del gas industrial según la ubicación? Percibimos una necesidad imperante de reducir al máximo el costo de este insumo, tan crítico para la producción. Citrícolas y azucareras, entre otras, nos han recibido con los brazos abiertos y nuestras propuestas, con gran interés.

Córdoba es una de las plazas industriales más fuertes. Hemos visitado allí más de 40 industrias, desde alimenticias y metalmecánicas, hasta las metalúrgicas y automotrices de la capital. Todas han demostrado una necesidad similar: bajar o, al menos, mantener los costos para no tener que traducir los posibles aumentos a precios. La industria cordobesa cuenta con otro obstáculo; no sólo debe pagar la enorme cantidad de facturas mensuales correspondientes, sino también abonar un impuesto municipal asociado al consumo de gas.

Mendoza, por su parte, al tener una componente de gas 100% neuquino, trabaja con relativa holgura. Por la homogeneidad del tipo de industria de la región -frutícola, vitivinícola y asociados-, sus competidores se encuentran cercanos y pagan costos de gas natural similares. Por ende, generar una ventaja en los costos respecto al colega vecino requiere un trabajo más fino en la gestión de la compra de gas.

Este brevísimo análisis no es mas que la punta del iceberg de las necesidades de nuestros clientes a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Si querés comentarnos tu situación para hacer un diagnóstico y encontrar una solución a medida, comunicate con nosotros a comercial@saenergia.com.ar. O a nuestro Whatsapp comercial. Estamos a tu entera disposición.

Francisco Diaz Romero
Jefe de Ventas y MKT

¿Por qué el gas de cuenca Norte es el menos competitivo del país?

Gas de cuenca Norte
Gas de cuenca Norte

Las industrias ubicadas en las zonas centro, litoral y norte de nuestro país pagan el abastecimiento de gas natural entre un 15% y un 20% más elevado que las industrias ubicadas en la Provincia de Buenos Aires y hacia el sur del país. ¿Por qué sucede esto? La respuesta está directamente relacionada con el “Mix de cuencas” que cada subzona de distribución tiene asignado según el ENARGAS.

En el mapa de abajo se pueden ver las distintas cuencas según las zonas geográficas de nuestro país.

Al comparar la cuenca Norte y Neuquén, observamos que la primera maneja precios un 15% más elevados que la provincia sureña, y un 30% más elevados respecto a las cuencas de Santa Cruz y Tierra del Fuego. La cuenca Norte es la cuenca que menos inversiones recibió en los últimos 12 años, con una producción diaria irrelevante, cercana a 3 Mm3/día. El resto del gas de la cuenca NOA proviene de Bolivia a precios más elevados. La declinación y la falta de inversión se deben principalmente a los mayores costos y riesgos de la actividad de exploración y explotación. Adicionalmente, no existe un incentivo ni un plan de desarrollo específico para la cuenca. Esta cuenca es la única que no recibió ofertas en el PlanAr

Es de vital importancia para las industrias de zonas geográficas como Córdoba, Santa Fe y las provincias del Norte hacer el esfuerzo adicional a la hora de negociar y empujar la optimización de su compra de gas. Todo esto es posible de la mano de una comercializadora que pueda acercarles los precios más competitivos del mercado, con un servicio de calidad y conservando la seguridad del suministro.

¿Se puede hacer algo para atenuar el efecto Norte? Una de las maneras para ganar competitividad es encontrar un proveedor con capacidad de transportar gas de Neuquén hacia el Norte o para entrega gas de Neuquén directamente en planta (Gas en City Gate). SAESA ha estado visitando la plaza industrial de Córdoba, Santa Fe, Tucumán y Salta acercando cotizaciones por gas en boca de pozo y en city gate a precios muy competitivos. Asimismo, SAESA ofrece diversas modalidades de contratación según la necesidad de cada cliente, con flexibilidad para ajustarnos al esquema de negocio de cada industria.

Si está interesado en recibir una propuesta no dude en contactarnos por Whatsapp o a nuestra casilla de correo comercial@saenergia.com.ar.

Tomás D´Andrea
Director Comercial

Costo del gas natural por zona en Argentina

Plan Gas IV – Asegurar energía competitiva para Argentina.

Plan Gas IV
Plan Gas IV

El Gobierno Argentino lanzó el Plan Gas 4 con el objetivo de asegurar inversiones en producción de gas natural. El plan apunta a fijar reglas claras y estables por varios años, junto con un mecanismo de competencia, para que las empresas productoras de gas hagan propuestas de inversión y reviertan la tendencia declinante de la producción.

Luego de un pico de producción cercano a 140 Millones de m3/día, la Argentina ingresó en curva decreciente hasta llegar a menos de 100 Millones m3/día. Ese menor volumen obedece fundamentalmente a la falta de perspectivas futuras, que demoró decisiones de inversión en el sector. A diferencia de décadas anteriores con producción convencional con declives lentos, hoy, con producción creciente de Gas No Convencional, el impacto de la falta de inversiones se deja ver en pocos meses.

El Plan Gas es una buena noticia. Con este conjunto de reglas, discutidas y consensuadas por Gobierno, empresas y muchos actores de la industria, se invita a empresas argentinas y extranjeras a invertir en nuestro suelo, generando trabajo, valor agregado y desarrollo. Si la convocatoria es exitosa, se esperan propuestas que aseguren un piso de 70 Millones de m3/día todo el año. Se abastecería así la demanda local de gas para el segmento residencial y el de generación térmica, además del industrial, que podría requerir otros 30/40 Millones de m3/día en promedio anual.

Un capítulo importante del Plan Gas es el fomento a la exportación de excedentes de gas. La Argentina ha sido pionera y líder en exportar recursos energéticos. Contamos con una red de ductos muy importante que nos permite ofrecer gas y energía competitivos y sustentables a nuestros vecinos. La Argentina debe recuperar ese rol y esos mercados, para asegurarse el ingreso de divisas y una industria energética fuerte, dinámica y resiliente.

El caso de Brasil, por sí solo, nos permitiría duplicar las exportaciones actuales de gas. Por estos días la Argentina exporta energía eléctrica a Brasil, usando toda la capacidad de transmisión disponible. Podríamos agregar, sin inversión ni demora, la exportación de 2,5 Millones de m3/día de modo inmediato, colaborando en la necesidad de energía segura, competitiva y sustentable con nuestro principal socio del Mercosur, severamente afectado por el fenómeno La Niña. Y, con esta exportación, traer de inmediato las divisas que la Argentina tanto necesita.

Juan Bosch
Presidente

¿Por qué influye el Plan Gas en los contratos industriales?

Plan Gas en contratos industriales
Plan Gas en contratos industriales

El Plan Gas 4 consiste, como explicamos en notas anteriores, (ver Plan Gas IV – Asegurar energía competitiva para Argentina.) en la contractualización de la porción del mercado de Gas Natural destinado a la Demanda Prioritaria y al consumo para generación de Energía Eléctrica (CAMMESA).

Esta iniciativa pretende incentivar la producción nacional de gas y, de esta manera, asegurar el suministro a todos los segmentos de consumo del país: Usinas, Residencias e Industrias. Dado el tamaño de esta licitación -casi 70 millones de metros cúbicos diarios-, los precios ofertados son tomados como referencia en el mercado e impactan sobre todos los segmentos que componen la demanda.

En la siguiente figura puede observarse cómo el precio promedio para el período invernal fue de 4.2 USD/MMBTU y para el período estival de 2.8 USD/MMBTU, lo que significa un promedio anual de 3,4 USD/MMBTU.

Este ha sido uno de los diversos factores que han hecho que la industria se vea severa e imprevistamente afectada. Llevando a una marcada escasez actual y proyectada de gas y una notable suba en los precios.

Bautista Delettieres
Analista de Nuevos Negocios

Plan Gas Argentina

¿Cómo aprovechar el potencial gasífero argentino?

Distribución de gas
Distribución de gas

Aprovechar eficiente y sustentablemente el potencial gasífero argentino es posible. Primero y principal, con lo obvio: un marco institucional sólido, sustentable y perdurable, con políticas fiscales y regulación que incentiven genuinamente la inversión privada. Las explotaciones de gas no convencional requieren de una inversión sostenida en el tiempo. Si los vientos no soplan a favor, la inversión baja y la producción se ve afectada. El corriente año y el 2020 son fiel reflejo de esa característica, con yacimientos que declinaron mucho más rápido de lo que lo hace un pozo convencional y afectaron la oferta disponible de manera relevante.

Lo segundo y quizás no tan obvio, al menos para los que no son del rubro, es la estabilización de la curva de demanda a lo largo del año o, al menos, una reducción de sus vaivenes.

En años normales de la Argentina, la diferencia de consumo de gas entre el invierno y el verano puede ser de un cincuenta por ciento. En años particularmente fríos, puede ser mucho más que eso, aún cuando buena parte de la demanda se pasa a combustibles líquidos. Hoy, esa diferencia se cubre en mayor parte con importaciones de gas natural provenientes de Bolivia y de LNG por los puertos de Escobar y Bahía Blanca. Nos sobran recursos explotables para cubrirla con producción local, pero la inversión tanto en extracción como en transporte e infraestructura asociada no es viable si en los meses templados no tenemos demanda suficiente.

La solución es profundizar la integración energética regional. De otro modo no se conseguirá la magnitud de inversiones necesaria para lograr una posición neta exportadora. Esta permitiría sustituir el combustible importado con producción nacional, además de estabilizar y bajar el precio del insumo a nivel local.

SAESA dio su primer paso internacional en el 2020, adquiriendo la Central Térmica Uruguaiana. Se trata de un activo estratégico en la integración energética regional, porque funciona con gas argentino y entrega energía eléctrica a Brasil. Además, aunque aspira a funcionar todo el año, lo puede hacer en los períodos en que de nuestro lado sobra gas y del otro lado falta energía eléctrica. Continuamos, confiados en el futuro, con nuestra actividad de dieciséis años de trading en la Argentina, ofreciendo gas a grandes industrias en todo el país.

Pedro Lanusse
Gerente General

Plan Gas, producción local y exportación

Plan Gas
Central térmica en Brasil

Por 4 años, el Plan Gas fija mediante contrato la demanda prioritaria -la residencial- y la demanda para generación de energía eléctrica. Da a los productores un marco claro y precios conocidos en el mediano plazo, con incentivos colocados para sostener y aumentar la producción que se premian con cupos de exportación en firme fuera del invierno.

Pero el Plan es sólo un primer paso, ya que todavía otorga al estado el rol de comprador central. Esto expone la implementación del plan a vaivenes políticos y fiscales. Además, excluye a mecanismos de mercado que han probado su eficiencia en el mundo impulsando inversiones y bajando los precios. A medida que se logren ciertos hitos, el plan debería ceder el lugar a la interacción libre entre privados y a un mercado más profundo y sofisticado, con precios no tan influidos por planes de estímulo y políticas de estado sino por realidad y proyección económica.

La Argentina debe volver a exportar gas en condición firme, planificar y asumir compromisos regulatorios que incentiven a oferta y demanda a firmar contratos de largo plazo. De otro modo, no se conseguirá la magnitud de inversiones necesaria para lograr una posición neta exportadora que permita ir sustituyendo el combustible importado con producción nacional, además de estabilizar y bajar el precio del insumo a nivel local.

Podemos vender nuestro gas a todo el mundo como LNG, es decir licuado y conservado a muy bajas temperaturas para reducir su volumen. Nuestros sobrantes de verano son coincidentes con la mayor demanda de invierno de los países del hemisferio norte; la ventana de precios es muy oportuna.

Desarrollar la infraestructura necesaria para poder ofrecer el producto requiere tiempo y, sobre todo, capital. Vía gasoductos, estamos conectados y listos para exportar a Chile, Uruguay y Brasil. Allí, buena parte de la demanda se satisface desde Bolivia, con combustibles líquidos o LNG. Estos últimos suelen tener precios altos y volátiles. En la medida en que logremos firmeza y estabilidad en la oferta, los países vecinos serán mercados en los que podríamos entrar mañana mismo.

El potencial en Brasil es particularmente atractivo por varios motivos. Hoy es, a grandes rasgos, la mitad del mercado argentino, pero sólo porque la mayoría de la potencial demanda consume otros combustibles en sus procesos productivos. La reciente desregulación del mercado de gas augura un período de inversiones en los que la oferta probablemente crezca a grandes saltos, pero a nivel local será insuficiente para atender a toda la demanda deseosa de salir de combustibles caros, ineficientes y contaminantes.

¿Cuál es la estrategia de SAESA en este marco?
SAESA continúa con su actividad de trading en Argentina, ofreciendo gas a grandes industrias en todo el país. Es lo que hacemos hace 16 años. En 2020 dimos nuestro primer paso internacional adquiriendo la Central Térmica Uruguaiana en Brasil. Se trata de un activo estratégico en la integración energética regional, porque funciona con gas argentino y entrega energía eléctrica a Brasil. Además, aunque aspira a funcionar todo el año, lo puede hacer en los períodos en que de nuestro lado sobra gas y del otro lado falta energía eléctrica.

Precios de energía para la industria: se confirma la perspectiva de precios elevados

Precios de la energía para la industria Argentina
Precios de la energía para la industria Argentina

La publicación de la programación estacional de CAMMESA para el semestre “Nov21-Abr22” confirma la tendencia creciente de los precios de la energía en Argentina. Como anticipamos en publicaciones anteriores, los costos de gas natural y energía
eléctrica para el sector industrial mantendrán la marcada tendencia alcista que llevan
desde principios de este año.

Según los datos publicados, está previsto un elevado consumo de gas natural para abastecer la generación térmica, que en el marco del plan Gas.Ar implementado este año será remunerado a un costo de 2,89 USD/MMBTU para todo el período de referencia, un precio superior al reconocido un año atrás. Adicionalmente la recuperación acelerada de la demanda global de energía y la escasez de transporte de combustibles generaron un incremento exponencial de los valores de los combustibles fósiles, que impacta directamente en los precios de los combustibles importados: Gas Natural, Fueloil y Gasoil.
Todo esto resulta en un mayor costo de generación para el Mercado Eléctrico Mayorista.

Por último, el agravamiento de la sequía en ríos y embalses obliga a un mayor consumo de combustible para las centrales térmicas, tanto para abastecer la demanda local como la exportación de energía a Brasil.

En concreto, la proyección de CAMMESA muestra precios de energía eléctrica superiores a 65 USD/MWh para este verano. Considerando que para noviembre de 2020 el precio promediaba los 50 USD/MWh, el incremento interanual es aproximadamente del 30 %.